La calidad en el árbitro de futbol no puede ser un discurso, ni un documento que se guarda paran exhibirlo cuando se quieren mostrar resultado poco ajustados a la calidad.

Para formar un árbitro de elite la calidad en su proceso de formación arbitral, debe ser un sello durante todas las etapas.

Los instructores que facilitan su proceso deben tener altos estándares académicos, prácticos, reglamentarios y sobre todo éticos para poder crear improntas de calidad en la formación del árbitro.

La institución donde se forma el árbitro de elite, debe igualmente responder a altos estándares de calidad desde lo administrativo como organizativo y con un horizonte institucional que apoye los procesos formativos del árbitro.

Los recursos para mantener esa formación de calidad son indispensables, ya que son la base de su estructura personal, ética y arbitral.

En la actualidad los procesos de calidad y de mejoramiento  continuo son indispensables en la formación de un árbitro de elite y la ausencia de ese pensamiento reflejara en el fututo del árbitro.

ARBIANTIOQUIA está apuntando a esos procesos de mejoramiento continuo por medio del sistema de gestión de la calidad. Un sello más del pensamiento innovador de nuestra institución que como siempre pretende ser ejemplo de calidad en el país y el mundo. 


por: Oscar Alexis Gutiérrez (instructor)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *