Por Oscar Alexis Gutiérrez Tamayo
Instructor ARBIANTIOQUIA

El árbitro moderno esta bombardeado por un gran tipo de presiones internas y externas, ¿Cuál es el papel del instructor con respecto a esas presiones que preocupan a los árbitros?

La comunicación asertiva sería una herramienta importante, para bajar los niveles de esas presiones en el árbitro de elite, la comunicación asertiva entendida como “una herramienta de la comunicación que favorece la comunicación eficaz entre interlocutores. Al ponerla en práctica estamos fomentando el respeto por uno mismo y respetamos a los demás. Las técnicas de comunicación asertiva son herramientas que se pueden aplicar tanto en nuestra vida profesional como personal. En este sentido, conocer qué características la fundamentan y qué recursos podemos usar en nuestro favor, nos darán resultados favorables en cada una de las interacciones que hagamos”[1] en la instrucción a los árbitros debemos usarla para una  adecuada formación de nuestros colegiados.

Comunicarse de manera asertiva es a mi criterio el mejor instrumento que puede usar un instructor moderno, capacitado y contextualizado, para potenciar las capacidades, cualidades y valores que tienen los árbitros. La comunicación de carácter asertivo es la manera más adecuada para hablarle a un árbitro, ya que es la mejor forma de expresar lo que queremos decir sin que  se sienta violentado. Además, comunicarnos de forma asertiva nos ayuda a desarrollar que el mensaje sea tomado con más facilidad y de forma más clara y precisa, sin que el árbitro tenga que sentirse evaluado, o amenazado.

Una adecuada comunicación se logra expresándoles a los árbitros que ser instructor, no es ser un superior que juzga, señala e intimida, cuando sus decisiones en el campo no son las correctas. Los instructores no debemos juzgar las actuaciones equivocadas de los árbitros, de por sí, ya hay suficientes índices que señalan cualquier decisión equivocada o actuación desafortunada del árbitro.

El instructor debe ir más allá del error o la mala actuación del árbitro, debe ser una guía y un apoyo para convertir, en aprendizajes, cada situación difícil que viva un árbitro de futbol en la cancha, debemos hacer ver al árbitro el error como una posibilidad de mejora y analizar las causas internas y externas de la decisión desafortunada; en ningún caso los instructores debemos ser una presión más para los árbitros, nunca debemos ser los inquisidores, que juzgan y sancionan al árbitro en el momento de fallar.

El instructor debe ser el apoyo y el guía que en momentos de dificultad, estar al lado del árbitro, mirar más allá del error, valorar los aspectos positivos del colegiado en su actuación en general. El error lo debemos convertir en un momento de aprendizaje que le permitirá una mejora continua, el instructor debe realizar en compañía del árbitro una reflexión del porqué, el cómo,   el deber ser  de la situación de juego para hacer de esa persona y de ese arbitro una mejor versión.

 

Medellín, Febrero de 2019

 

[1] https://www.divulgaciondinamica.es/blog/tecnicas-comunicacion-asertiva