UNA SITUACIÓN DE JUEGO QUE SE PUEDE VALORAR ADECUADAMENTE

Una de las situaciones del juego que se presenta de forma continua y que si no es bien valorada, puede conducir a un árbitro a perder el control del juego o a reiteradas protestas dentro del campo y  reclamaciones por parte de los clubes son, las entradas.

Para valorar adecuadamente esta situación el equipo arbitral debe tener muy claro las consideraciones que nos ayudan a enmarcar la decisión de acuerdo a la regla, además de una buena ubicación, un excelente posicionamiento y una adecuada mecánica arbitral (para tener claras las zonas de prioridades de los asistentes, el árbitro y ocasiones puntuales el cuarto árbitro).  Al igual que una personalidad y valentía para tomar decisiones de sanción disciplinaria.

Las consideraciones principales que deben tener el cuerpo arbitral y muy específicamente el árbitro frente a una situación de entradas son:

  • Lugar de contacto (a mayor altura el piso más grave la entrada).
  • Forma de contacto (va en plancha quite deslizante, va con los taches al frente, intenta evitar el contacto encogiendo la extremidad, propicia de contacto  manteniendo expendida la extremidad, la entrada se realiza por detrás estando en estado de indefección el jugador)
  • Intensidad o velocidad (en el momento de la entrada el jugador disminuye la velocidad y la intensidad o utiliza la velocidad y la intensidad al momento de la entrada para disputar el balón)
  • Riesgo de lesión (el jugador que hace la entrada tiene la consideración con el colega para prevenir una posible lesión con la entrada, o no tiene ninguna consideración con la entrada

La ubicación y el posicionamiento son factores muy importantes para la interpretación de las entradas, no es solo estar cerca, sino también es estar bien posicionado, buscar una ubicación lateral a la jugada (no atrás de los jugadores) puede aportar mejores elementos de juicio para la valoración tanto técnica como disciplinaria de la situación de entrada.

Estar preparado para lo inesperado y tener presente las zonas del campo donde más se presentan (por estadísticas el tercio central del campo y las zonas del ingreso a las áreas  del penal son los lugares del campo donde más se retiran los jugadores en las entradas).

Con respecto a la mecánica arbitral en el momento de juzgar y tomar una medida técnica y disciplinaria, es muy importante tener  claro, por parte del equipo arbitral, las zonas de prioridad de los miembros para la adecuada valoración y siempre buscando tener la mayor cantidad de elementos de juicio para la decisión. El árbitro es el mayor responsable de las situaciones de entradas  sin embargo cuando la situación ocurra en sectores cerca de los asistentes y al cuarto árbitro es conveniente una consulta discreta para conocer la opinión del equipo arbitral antes de tomar una decisión incorrecta (especialmente disciplinaria).

 El aspecto final para una adecuada decisión sobre una entrada, es la valentía para tomar correctamente la disciplina y evitar dejarse afectar por factores diferentes a la entrada en si, como protestas por parte de jugadores, cuerpos técnicos o reacciones del público. Es ahí donde prima la buena interpretación, con suficientes elementos del juicio, y la personalidad del árbitro (para sancionar o no y para tomar el adecuado cometido disciplinario). Marcan la diferencia para una excelente decisión.

Por: Oscar Alexis Gutiérrez Tamayo

Instructor ARBIANTOQUIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *